Páginas

Twitter

twitter: @FUTBOLCARIBE1 / FACEBOOK: FutbolCaribe Mas

IDIOMA

5.27.2009

DE LAS CASUALIDADES Y UN MAL RESULTADO

Por: Moisés Adrian Aviléz

De nuevo un cuadrangular final, el infierno de la zona de descenso ya paso y aquí de nuevo como un viejo guerrero llamado para salvar una guerra: Julio Comesaña, el mismo que en un marco como el vivido el pasado sábado, empezó en 1993 la carrera para el tercer título de Atlético Junior en la Historia, y es parecido también el cuadro actual a la nomina del 93 (guardando las proporciones), en aquel entonces todo giraba en torno a un rey de corona encrespada: Carlos Valderrama, hoy, es un príncipe el eje del equipo: Giovanni Hernández; adelante en 1993 había un bombardero que empezaba a dejar caer su andanada de bombas en el concierto del futbol colombiano: Iván Valenciano, el hijo del barrio Simón Bolívar, hoy, también traído de un barrio popular como “la luz”, tenemos a Teófilo Gutiérrez, con tan solo dos temporadas en el futbol profesional y ya ha marcado 20 tantos. En la mitad de cancha en la atmosfera de los guapos, está el barranquillero Javier Flórez, como un clon de “Lucho” Grau. Comesaña sale del banco, su cabello mas blanco que en el 93, a alguien se le sale un “pelo e burra” el se ríe, es otra casualidad mas.

El Metropolitano lleno, el rival un grande también, Deportivo Cali, primera fecha del cuadrangular semifinal, el favorito para todos el Junior que cabalgo casi todo el torneo en el primer lugar y el equipo que mejor futbol práctico. El inicio para el tiburón fue un poco tibio, timorato diría yo, no profundizo, Giovanni no estuvo, y por arriba en el área el Cali siempre cabeceo y tanto va el cántaro a la fuente hasta que se convierte en gol, los defensas centrales suplentes dejaron cabecear, como hacen falta el morocho John Valencia y el paisa Camilo Ceballos. Así termino el primer tiempo.

Pero en el segundo tiempo, a las 7 de la noche después de una pequeña lluvia el metropolitano hervía, casi 40º grados en el gramado y la humedad ya había hecho sus estragos, como un buen delantero, en el onceno Caleño. Junior lo busco, pitaron penalti y Hayder Palacio lo desperdicio, el príncipe recupero sus ganas y hasta a la defensa llego a ayudar, “el conejo” Jaramillo y Flórez dominaban el medio campo y Teófilo taladro la defensa puso un pase certero atrás por encima de su cabeza y de la cabeza de su marcador y apareció Luis Yánez, certero y sin dejarla caer, cerca al punto penalti y fusilo al arquero Blázquez del Cali, el metropolitano seguía en ebullición.

Pero un hijo de la casa vestido de verde tiro sus restos, Felipe Pardo, arrastro a la defensa, se metió entre dos y entrando al área una pierna instintiva le cometió penal, cobro el argentino Pablo Batalla y Junior perdía faltando 15 minutos 2-1, increíblemente. A Comesaña se le prendió el bombillo y se acordó que el banco tiene otro joven goleador, de esos que nacen por estas tierras como el trupillo, Carlos Bacca, el máximo artillero de la primera “B”, aquel que en todas las categorías fue goleador desde la categoría Poni, aquel que nació viendo el romper de las olas contra el muelle, entro y en dos minutos empato…así nada más; centro cerrado de Roberto Carlos Cortes los defensas, Teófilo y el arquero saltan este ultimo la manotea, y el goleador como esta donde tiene que estar pesca la pelota en el aire y la anida en la red, 2-2, resultado final, tal vez lapidario teniendo en cuenta el marco de fiesta del Metropolitano y de Barranquilla, pero esto apenas empieza, y los otros dos equipos Envigado F.C. y Cúcuta también sumaron de a uno. Será que este año hay otra casualidad disfrazada de estrella?

Publicar un comentario