Páginas

Twitter

twitter: @FUTBOLCARIBE1 / FACEBOOK: FutbolCaribe Mas

IDIOMA

2.01.2013

Alvear, un jaguar que espera ‘rugir’ en Montería


En el 2004 saboreó las mieles de la victoria. Con un contundente zapatazo dejó estático al cancerbero Milton Patiño y así Junior convertía su tercer gol desde los doce pasos, en la tanda de penales en el partido de vuelta de la final ante Nacional, que se disputó en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.

Al final, Junior se impuso 5-4, en penales, consiguió el título y Francisco Marcial Alvear celebró como todos los jugadores tiburones.

Después de este episodio, Alvear se consolidó en la defensa rojiblanca, pero en el 2007 cuando era el capitán del equipo apareció una dura lesión en un partido frente al Boyacá Chicó. Francisco se alejó de las canchas, pero no se alejó del fútbol. Seguía ligado a Junior, pero a principios de 2010 los tiburones decidieron desvincularlo del equipo.

Muchos criticaron la salida de Francisco del equipo, pues era un zaguero con buena técnica y proyección. En el 2011 estaba listo para jugar en la Uniautónoma Fútbol Club, pero de un momento a otro el equipo universitario no lo aceptó. Por la lesión, y por la salud de su madre, Alvear estuvo a punto de retirarse del fútbol, pero su corazón aún le seguía palpitando fuerte cada vez que veía un partido.

Amigos y técnicos le dieron un impulso. El defensor barranquillero se preparó, decidió ponerse en forma y aceptar un nuevo proyecto futbolístico. El 2013 le vuelve a sonreír a Francisco Alvear, quien jugará con los Jaguares de Córdoba, en la segunda división del fútbol profesional colombiano.

Alvear no quiere saber nada de lesiones y se concentra en lo que será el debut del próximo domingo ante el Real Cartagena. “En algún momento por la salud de mi madre pensé en retirarme, pero siempre mantuve la fe. No me siento viejo, tengo apenas 31 años, todavía se puede, ahora tengo la posibilidad de jugar con Jaguares y espero ayudar a este equipo a lograr el objetivo, que es llegar a la A”, expresó el futbolista barranquillero vía telefónica desde Montería.

El nuevo Francisco Alvear llega recargado y con el deseo de conseguir grandes cosas en el fútbol. Su primer propósito es hacer un gran panel con el onceno cordobés y posteriormente volver a jugar en un equipo de la A.

“He ganado madurez en todo sentido, creo que tengo que ser líder, hacer las pausas y abrir la cancha. Los técnicos que he tenido siempre me han inculcado buenas cosas. Aún tengo el oxígeno suficiente para seguir jugando, quiero mostrar un buen nivel con este equipo, me gustaría volver a jugar en un equipo de arriba, pero ahora tengo que concentrarme en este nuevo proyecto y darlo todo con esta institución que me ha abierto las puertas”, sostuvo el jugador, quien también tuvo un paso por el Deportivo Pereira.

De la lesión de ligamento colateral en la pierna izquierda está totalmente recuperado, eso lo deja en el pasado y solo quiere que los éxitos vuelvan a aparecer. Sabe que deberá trabajar duro y con disciplina, pues de esta manera se consiguen los objetivos. “Vengo con un mejor comportamiento y una garra diferente. Creo que ahora empiezo de cero, en el pasado se hicieron cosas bonitas, pero eso hay que dejarlo atrás y concentrarse en lo que viene. Esperemos que sea un gran año y que con Jaguares demostremos todo nuestro talento”, explicó el defensor.

Francisco le agradece a cada uno de esos técnicos que le dijeron que aún tenía condiciones para jugar, esa fue una motivación más para no alejarse del fútbol y seguir dando la pelea con el balón. “Muchos técnico, entre esos Miguel Ángel El Zurdo López, me dijeron que siguiera trabajando.

Estuve entrenando con la Autónoma y el profesor Willy Rodríguez también me dijo que todavía tenía cosas interesantes que aportar en el fútbol, así que decidí prepararme y aceptar la oferta de Jaguares”, sentenció.

Francisco Alvear se quitó la piel de tiburón y se puso la de jaguar, llega con el deseo de dar fuertes rugidos para que Jaguares de Córdoba haga un buen papel en el Torneo Postobón. Títulos como los del 2004 son los que quiere revivir el defensor central barranquillero.

Por Rosember Anaya Ramírez
Tomado de: elheraldo.co