Páginas

Twitter

twitter: @FUTBOLCARIBE1 / FACEBOOK: FutbolCaribe Mas

IDIOMA

2.05.2013

KLINSMANN Y LAS ELIMINATORIAS DE LA CONCACAF


Las eliminatorias para el mundial Brasil 2014 de la Concacaf, empiezan este miércoles 6 de febrero con tres fulgurantes encuentros, los partidos Honduras-EEUU en San Pedro Sula, México- Jamaica en Ciudad de México y Panamá- Costa Rica en Ciudad de Panamá serán el primer paso para ir al mundial.

El partido a llevarse a cabo en Honduras como lo dice el portal de la CONCACAF en un artículo titulado “EE.UU. busca puntos en Honduras en la apertura del hexagonal”, “hay una buena probabilidad de que sea un juego lleno de drama, héroes desconocidos y resultados inciertos”.

“La última vez que estos dos equipos se enfrentaron en San Pedro Sula, los EE.UU. conseguían un triunfo 3-2 que tenía un poco de todo, un resultado que impulsaba a los estadounidenses a la Copa del Mundo del 2010 cuando Conor Casey anotó sus únicos dos goles internacionales. Los hondureños lograban una plaza para Sudáfrica varios días después.

No hay tanto en juego esta vez, ya que este encuentro en el Estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula inicia la ronda hexagonal de CONCACAF para los dos equipos…”

Este encuentro será también una prueba de fuego para el entrenador de la Selección de EEUU, el alemán JURGEN KLINSMANN, goleador histórico y de quien el diario EL HERALDO de honduras publica el siguiente artículo:

Klinsmann, el rubio que se comió el mundo

 
Por: Gerson Gómez
 
Tegucigalpa, Honduras

Como jugador de fútbol nadie puede discutir su calidad. Tres mundiales (coronó en 1990), dos Eurocopas, múltiples equipos de primer nivel y una reputación de goleador que le ha permitido sobrevivir en la historia.

Como DT, Jürgen Klinsmann crea simpatías en algunos y adversidad en otros.

Con un sector de la prensa sembrando semillas de duda en su proceso, Klinss-Klissi llega a San Pedro Sula como un gigante del fútbol mundial (y la obligación de llevar a EE UU por séptima vez consecutiva al mundial).

Nacido hace 48 años en la comunidad de Göppingen, hijo de un panadero, Klinsmann pasó por en medio de la alfrombra roja que la fama del fútbol ofrece. Es un tipo de éxito, controversial, bromista y hasta irónico; aunque, eso sí, nada temeroso y ganador.

Justo cuando se retiró del fútbol, se fue a vivir a Estados Unidos y en el año 2002 fichó para el equipo Orange County Blue Star (de la división más baja del fútbol de ese país), pero con el seudónimo de Jay Goppingen, para no ser reconocido por la prensa.

Sistemas e inicio

En 2003 fundó la empresa Soccer Solutions (con base en Los Ángeles y dedicada a hacer estructuras completas y renovaciones para equipos de fútbol) tras completar los estudios de entrenador.
Un año después fue contratado por la federación de Alemania para dirigir a los Pánzer en la Copa del Mundo 2006, en la que obtuvo el tercer lugar.

“Danke Klinss-Klissi”, (Gracias Klinsmann, en alemán) fue una de las frases más populares en la nación europea durante el torneo por la calidad con la que condujo al equipo teutón, con una claridad por las bandas y defensa, buen medio campo y definición.

Sin embargo, dos años después no pudo repetir esa historia con el Bayern Múnich y luego de 29 partidos fue despedido sin consideración.

Desde el 2011, es el DT del equipo de los EE UU (11 triunfos, 5 empates y 6 derrotas) en sustitución de un proceso de entrenadores universitarios que la US Soccer implantó (como copia del básquetbol y fútbol americano) con grandes resultados con Steve Sampson y Bob Bradley.

Con un salario casi de 5.6 millones de lempiras mensuales, Klinsmann ha conmutado su postura rápidamente entre la confianza y la cautela.

San Pedro Sula es su primera estación, con un equipo que en la cuadrangular, pese a ganar, no terminó de convencer.