Páginas

Twitter

twitter: @FUTBOLCARIBE1 / FACEBOOK: FutbolCaribe Mas

IDIOMA

10.14.2013

EMPATES CON SABOR A VICTORIA


Foto: wveatv.com
Por Moisés Adrián Aviléz-Álvarez.

El deporte del futbol a diferencia del Beisbol o el Baloncesto, acepta el empate entre dos equipos como resultado valido y si bien para muchos el empate no es suficiente, para otros el empate tiene sabor a victoria y más cuando se produce con tintes de gesta futbolística. El pasado viernes once de octubre de 2013 Colombia logro su tiquete al mundial de Brasil en la penúltima fecha de las eliminatorias al empatar 3-3 con el seleccionado de Chile, en el estadio Metropolitano de Barranquilla después de comenzar perdiendo 0-3, el empate se logró en el segundo tiempo después de un cambio de mentalidad en el equipo y después de que José Pekerman incluyera al barranquillero Macnelly Torres el creador natural de la tricolor, a Freddy Guarín y a Carlos Bacca. El primer gol de Colombia a los 24 minutos de la complementaria marcado por el díscolo Teófilo Gutiérrez, le dio un envión de pundonor a la selección que encerró a Chile, lo atosigo y lo hizo cometer dos faltas en el área, decretadas como penaltis por el árbitro y convertidas en gol por “el tigre” Radamel Falcao, un 3-3 apoteósico con sabor a victoria con goles del caribe, Colombia celebro su clasificación, Barranquilla fue una fiesta.

En la historia de nuestro futbol se han dado partidos históricos de la selección con tintes de gesta o de apoteosis y cuyos resultados fueron empates, para enumerarlos tenemos que devolvernos en el tiempo e ir hasta el 7 de mayo de 1961, la ciudad Lima (Perú), eliminatorias al mundial de Chile 1962, estas eliminatorias fueron disputadas solo contra la selección de Perú en partidos de ida y vuelta, el primer partido en Bogotá termino 1-0 a favor de Colombia. En Lima la selección local tenía que ganar por cualquier marcador para forzar a un tercer encuentro también en Lima, Perú comenzó ganando el encuentro y Colombia consiguió el empate por intermedio de Héctor González para darle el primer tiquete a un mundial. El empate tuvo tintes de gesta pues para la época Perú era una potencia futbolística que daba por descontado su presencia en Chile, la selección Colombia era dirigida por el Técnico argentino Adolfo Pedernera y en el arco estaba el legendario Efraín “Caimán” Sánchez.

Ya en el mundial de Chile 1962, Colombia escribió otra de las páginas de los grandes empates con sabor a victoria, en el grupo D en la ciudad de Arica la selección había perdido en su debut contra Uruguay 2-1 y para la segunda fecha enfrentaría a la indiscutible potencia de la Unión Soviética con Lev Yashin “la araña negra” en el arco. Colombia salto al campo de juego con: Efraín Sánchez; Aníbal Alzate, Jaime González, Óscar López, Héctor Echeverri; Rolando Serrano, Marcos Coll (capitán); Hermann Aceros, Marino Klinger, Antonio Rada y Héctor González. El primer tiempo termino 3-1 a favor de los soviéticos, el único gol colombiano lo había marcado Aceros, comenzando el segundo tiempo la Unión Soviética marcaría el 4-1, a partir de ahí Colombia empezó la hazaña, el barranquillero Marcos Coll marcó el gol olímpico y fue el 4-2, después otro hombre de la tierra Caribe marco el 4-3 “el cañonero” Antonio Rada y el 4-4 fue obra de Marino Klinger. Pedernera declaró al final del juego: "Es la victoria del fútbol clásico, del fútbol de toda la vida, del fútbol bien jugado. Con pases constantes, cortos, largos, retención de pelota y malabarismo. Es el triunfo del fútbol que nos dio el Río de la Plata y al que hay que salvar de todo eso que están tratando de inventar por ahí" (*1). Este resultado fue por muchos años el partido de ensueño del futbol Colombiano, a pesar de quedar eliminados del mundial.

Después de esa batalla de Arica, tuvieron que pasar varias décadas para ver a otra generación destacada en nuestro futbol, así llegamos al año 1988 después de muchas frustraciones, el partido amistoso de preparación de la selección nada más y nada menos que en el estadio de Wembley enfrentando a Inglaterra, en el cual comenzamos perdiendo 1-0 con gol de Gary Lineker, pero a pesar de ello, con un verdadero concierto de buen futbol dirigido por Carlos Valderrama en la cancha. El empate fue obra de Andrés Escobar con frentazo después de un tiro de esquina, un 1-1 quizás sin mucha trascendencia por ser en un amistoso, pero que realmente significo mucho para esa época.

Hacían 28 años que Colombia no asistía a un mundial y en Italia 1990, Colombia enfrentaba en el tercer partido de la fase de grupos a las selección de Alemania, en los primeros dos partidos la selección acumulaba una victoria ante Emiratos Árabes y una derrota contra Yugoslavia, con una derrota frente a la potente selección alemana Colombia se devolvería para la casa. Ese 19 de junio de 1990, en el estadio Giuseppe Meazza de Milán se jugó, quizás, el partido más memorable en la historia del futbol colombiano; después de un gran partido de “tu a tu” contra los “teutones” y de un gran desempeño de Valderrama, Higuita, Leonel Álvarez y los demás titulares, Pierre Littbarski marcó el gol faltando un minuto para terminar el tiempo reglamentario, pero en tiempo de descuento Freddy Rincón le daba el empate a Colombia después de una gran jugada entre Leonel, Fajardo y Valderrama, un verdadero empate con sabor a victoria pues con ese empate Colombia clasificaba a la segunda Ronda del mundial (la única vez que lo logro) y además porque al final Alemania sería campeón invicto.

Las talentosas generaciones en el futbol marcan las grandes historias, asi de aquella de 1962 pasando por la generación de finales de los ochenta y de los noventa pasamos a la generación actual, que nos regaló esta nueva clasificación a un mundial, con un empate con sabor a victoria frente a Chile, pero nos deja la impresión de que podemos dar más y de que ya es hora de pasar a las victorias apoteósicas como las del 5-0 frente a Argentina sin hacernos daño en el futuro.

CITA: (*1) http://www.eltiempo.com/Multimedia/especiales/Colombia-Chile1962/