Páginas

Twitter

twitter: @FUTBOLCARIBE1 / FACEBOOK: FutbolCaribe Mas

IDIOMA

12.20.2013

Homenaje a nuestro corresponsal itinerante

Foto Moisés Aviléz
Por Redacción FUTBOLCARIBE

No sé qué día conocí a Nehaib Ixquin, pero recuerdo que ese día nos sentamos en una terraza a recibir la brisa decembrina de Barranquilla y empezó a contarme anécdotas de futbol sin parar. Sus más cercanos recuerdos de futbol se encuentran en una hacienda enclavada en las sabanas de lo que fue el Gran Bolívar o Bolívar grande como dirían otros, pasaba horas viendo las estampas pegadas en el álbum del mundial de 1978, se los sabia casi de memoria y como una estampa del pasado me volvió a recitar la titular de Argentina en su final: “Fillol, Galván, Olguín, Passarella, Tarantini, Ardiles, Gallego, Bertoni, Kempes, Luque y Ortiz”, que ventaja tener su memoria cinematográfica, tan lejana a mi mente volátil.

Ese mismo día supe que como un imán albiceleste, fue ese el hecho que años después lo hizo viajar a Buenos Aires, vivió allá por algún tiempo y cada domingo iba a ver futbol como ir a una catedral y adorar al divino balón, se enamoró del Tango y del futbol de la albiceleste, entendió además lo que es una dictadura. Se volvió “Xeneize”.

Pero el primer mundial que vio y vivió en serio fue el Mundial de 1982, escribió artículos sobre algunos partidos del mismo para diarios de Suramérica y vivió casi que de la caridad de otros aficionados mientras duro el mundial.

Una noche después de una de las largas tertulias detrás de un balón, le dije voy a escribir de futbol, no soy Eduardo Galeano pero voy a escribir de futbol, ya tengo un blog en internet y mi amigo me dijo, “yo voy a recorrer el mundo buscando la magia del futbol, te prometo que desde donde me encuentre escribiré para ese blog”.

Después de muchas cervezas tomadas se despidió, él es un nómada irredento, sus antepasados son del norte de África y andan en las caravanas desde oriente hasta las costas de Marruecos, ayer volvió a escribir desde la capital de ese país, donde se encuentra viendo el mundial de clubes, para decir que había visto quizás el último acto de un mago en su artículo titulado: “Ronaldinho, la esperanza de la magia”.

Nehaib, aparte de su sangre antepasada Mora y Bereber, caribeño en su forma de ser, es un ilusionista y muy buen escritor pero a veces es muy perezoso, escribe con dejadez o aquellos relatos que pueden ser más dicientes, largos y sustanciosos, los simplifica, sino fuera así sería el mejor cronista deportivo del mundo. Hoy Futbolcaribe le quiso rendir un homenaje al único Corresponsal itinerante del Blog, Gracias estimado amigo y feliz navidad.
Publicar un comentario