Páginas

Twitter

twitter: @FUTBOLCARIBE1 / FACEBOOK: FutbolCaribe Mas

IDIOMA

7.19.2014

Brasil 2014, el fracaso de Suramerica

Foto laaficion.milenio.com 

Por Moisés Adrian Aviléz-Alvarez

El que pudo ser el mundial que nos pondría en igualdad de títulos con los países europeos término siendo un fracaso para las grandes selecciones suramericanas, Alemania se alzó con su cuarto mundial en Brasil 2014. El décimo primer título para Europa en 20 mundiales.

El más estruendoso fracaso lo tuvo la selección brasileña, la selección local perdió en semifinales con la selección que a la postre seria la campeona, 7 goles a 1, una herejía en la tierra de los campeones, un irrespeto a la tierra de “O Rey”, pero el resultado de un mal funcionamiento que dejo para la historia a la peor selección brasileña. Una mala selección de jugadores y el no participar de partidos competitivos a nivel de eliminatorias previos al mundial y medirse solo en partidos amistosos es un “privilegio” que se pagó caro.
Se vislumbra un resurgir del futbol brasileño, algo así como la reconstrucción después del bombardeo, el cambio de director técnico y la presión del pueblo brasileño acostumbrado a ganar en el futbol, lo hacen presagiar.

Uruguay, con dos títulos mundiales añejos en sus espaldas y el cuarto puesto ocupado en el mundial 2010, no pudo reeditar sus actuaciones, si bien su desempeño en la fase de grupos fue aceptable después de la derrota con la revelación Costa Rica y las victorias frente a dos campeones del mundo: Inglaterra e Italia, en segunda ronda se encontró con una iluminada selección Colombia que los dejo fuera del mundial. Fue un lastre para la selección “Charrua” la edad de figuras que un pasado cercano fueron importantes como Diego Forlan (35 años), Diego Perez (34), y el capitán Diego Lugano (33); así como la sanción por parte de FIFA sobre “Lucho” Suarez que no pudieron superar.

Y por último Argentina, que a pesar de su bajo nivel futbolístico, llego hasta la final a medirse contra Alemania, llego sosteniéndose sobre una defensa guerrera y sólida, sobre un portero de grandes actuaciones y sobre los chispazos de Leonel Messi y de Di María (hasta que se lesiono). En la final pudo haber sido el ganador si Higuain y Palacio no fallan sus oportunidades frente al portero alemán y si Mario Götze no la emboca en el tiempo suplementario; Argentina había apostado por los tiros desde el punto penal.

Y es un fracaso para Argentina porque simplemente perdió, perdió frente a su afición, en su continente a poquísimos kilómetros de su país en comparación con la distancia que estará Rusia 2018 o estuvo Sudafrica 2010.

Fue un fracaso también para Ecuador, selección de la que se esperaba más, no logro pasar de primera ronda debido a su flojo desempeño, siendo un equipo lento y frágil a diferencia de lo que fue en las eliminatorias mundialistas; pero su mayor pecado estuvo en haber perdido el partido que no debía perder, el partido frente a Suiza que ganaba 1-0 y que se le fue de las manos en tiempo de descuento.

Los únicos países que se salvan del naufragio son Chile y Colombia, pero que se encontraron en el camino con Brasil, quien como un emperador ataviado de sus títulos debía ser el ganador de este evento, pero que al final termino siendo menos que un siervo.


Publicar un comentario